CURIOSIDADES..EL ORIGEN DEL IGLÚ:


La persona que ideó crear un iglú, nunca se llegó a saber quién fue, pero son múltiples los factores que ocasionaron esta genial idea.

Obviamente en el Polo Norte, no existen muchos materiales para la construcción de un hogar, lo que sí hay es un recurso permanente que nunca escasea, la nieve y el hielo. Así que en la prehistoria se decidió empezar con estas construcciones.

Aunque el Ártico es una zona de difícil supervivencia, está claro que miles de personas a lo largo de los años, consiguen vivir allí gracias a estas construcciones.

Su construcción fácil y barata lo convierte en una alternativa de vivienda para los habitantes de zonas heladas, Ártico y Alaska, donde otro tipo de estructuras resulta muy oneroso; por otro lado, presta el abrigo y la seguridad necesarios. Puede ser una vivienda permanente si el tamaño y el mantenimiento resultan adecuados. Existen diversos modelos y formas, pero la más común es la cúpula. En un iglú puede haber hasta 40 grados más que en el exterior, por ejemplo, si este alojamiento se encuentra a una temperatura de -10 grados ,en el exterior se podrían estar alcanzando temperaturas cercanas a los -50 grados. Además, la nieve utilizada para la construcción de estos refugios sirve como aislante, ayudando a conservar el calor corporal y de las lámparas localizadas en el interior de la casa.

Hay tres tipos de iglúes, los cuales se utilizan según la función que han de cumplir:

  • El más pequeño se construye como un resguardo temporal para cazadores que, lejos de su hogar, se aventuran sobre el hielo para obtener alimento. Su uso es fundamentalmente para resguardo nocturno y tiene una duración relativamente corta.1
  • Existen los de tamaño mediano, los cuales sirven como morada familiar, albergando en una sola «habitación» el espacio de descanso. Su duración es de semi permanencia, requiriendo de mantenimiento constante, cuidando de la estabilidad de la estructura.
  • También existen los de gran tamaño, capaces de albergar hasta a 20 personas. Son permanentes y pueden ser una construcción gigante dividida en habitaciones; también pueden ser una serie de iglúes pequeños interconectados por túneles, creando un complejo habitacional en la nieve. Debe tenerse en cuenta que para la construcción de dicho iglú, debe haber acuerdo comunitario, por lo que la «casa de hielo» se vuelve parte de la formación cultural comunitaria.

 

MASVIVIENDAS es un PORTAL INMOBILIARIO. Ofrecemos servicios inmobiliarios de compra, venta y alquiler de pisos, locales comerciales, chalets, casas y viviendas unifamiliares en toda España Este blog inmobiliario está pensado para mantener a nuestros clientes informados sobre la evolución del sector inmobiliario.

masviviendas - Portal Inmobiliario
Rúa Alejandro Outeiriño, 15 1º Ofic. 5
(+34) 988 37 55 52 - (+34) 603 83 11 11

info@masviviendas.es